La historia del tiempo

El tiempo en el siglo XXII será muy rápido, veloz como los nuevos procesadores, emulando los procesos industriales, imitando la degradación de la naturaleza. Pero, al contrario, el ser humano será más lento en sus procesos cognitivos pues, ¿para qué pensar si mi ordenador puede resolver problemas tan complejos en tan poco tiempo? La historia dirá en el siglo XXIII que los hombres del XXII estaban subordinados a la máquina, pero ésto únicamente si logra llegar la humanidad al 2200. Contarán en el futuro una leyenda sobre un libro perdido de un gran sabio de antaño, un tal San Agustín (quizá hasta le quiten lo de santo), y una tal “Ciudad de Dios”; se referirá que aquél fue el primero que quiso explicar el origen de eso que irá tan acelerado en esos días, cómo expresó que el tiempo no podía ser sino fruto de la creación del universo, pues era imposible que fuera anterior a éste. Y así surgirán miles de relatos y especulaciones. El testimonio puede que lo encuentren en una vasta red de servidores conectados entre sí, inventada antaño: primitiva e incipiente; perdido en la web puede que se encuentre alguna vez el presente artículo, casi irreal, ficticio, como quien cuenta lo que nunca ha pasado por los ojos de la Historia Universal.

Espero este texto sea interceptado primero por un ser humano, pues para la máquina sería la prueba de que no siempre dominó…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s