Los repositorios científicos en internet

Aquí la historia que he generado en Storify:

Anuncios

Un saco rojo para el comunista

Para el querido comandante Chávez y mi amigo bolo.

León, te cuento, un señor te ha matado de manera infame. No imaginas cómo brotó tu sangre rojarojapermanente. Ahora que eres un cadáver me siento muy feliz, no de tu muerte claro está, sino de que mi Rusia será mía permanentemente.

10 A.M. En la sala de control de los radares rusos, Mijail se entretiene con unos dados mientras piensa en antropología filosófica. Joliff o Jolif -jamás leí el libro- y sus categorías: Totalidad (contingente o no, no lo sé, como no pregunté, no lo sé), Alteridad (un concepto muy ambiguo y que no me queda del todo claro)… Dialéctica y… pero, ¿qué importa todo esto?… Repentinamente, se enciende la alarma y es un misil, no, un avión, no, un dron, tampoco… si no es nada de eso, por lógica perfecto, es un OVNI: objeto volador no identificado, o una CVNI: cosa voladora no identificada (el uso del femenino es para no ofender a las feministas). Pero Mijail se equivoca, el teléfono de emergencia suena, él lo descuelga y dice en tono alterado: Diga. Digo, se oye la voz tras el auricular, que haga caso omiso de lo que indica el radar. Ha colgado. Esto es muy extraño. ¿Qué hacer?… En en este momento debo inventar una frase dramática como: “Un gran punto rojo en la Historia de la Humanidad”, o “Los protocolos no eran específicos, hice lo que pude”, o mejor aún, “La subjetividad y la relatividad me justifican, no he visto tal punto, y si lo he visto no pude decidirme si me engañaba o veía lo verdadero”. 

10:15 A.M. A toda velocidad el punto rojo surca los cielos siberianos bautizando la blancura insoportable que se extiende hasta el infinito. ¡Oh, punto rojo! Estás en lo cognoscible y en lo incognoscible. Eres de las rosas y de la sangre, del pelo de los sin alma, de las llamas que torturan a los impenitente capitalistas en el infierno. ¡Ah, el infierno! Es un lugar donde el burgués explotador es sometido gracias a las estructuras ideológicas del cielo a un régimen de observancia, de compartir, donde es imposible el acaparamiento. A veces parece que es más bello que el paraíso, tan rojito, tan comunista, tan amigable y acogedor.

10:20 A.M. Trotsky ha cruzado el Atlántico para llegar a México.

10:25 A.M. Yo, Stalin, certifico en honor a la verdad y de acuerdo a los procedimientos correspondientes que no ha pasado nada.

10:30 A.M. Mijail pasa de la antropología filosófica al criticismo alemán.

Edward Sapir

Publico aquí un ensayo que escribí hace unos meses. Lo he corregido un poco. Espero les sirva como invitación al estudio lingüístico y antropológico.

Es notable la influencia que ejerció Franz Boas en Edward Sapir respecto a su visión antropológica, pues su método es interdisciplinario y siguiendo los lineamentos de una metodología histórica fundamentada con materiales verificables. El campo más destacado en Sapir es la lingüística aplicada al campo de la antropología y relacionada, o al menos intenta demostrar que es así, con la psicología (como lo hizo paralelamente Lowie), la filosofía, la sociología e incluso algunas ciencias naturales.

Sapir consideró a la cultura como el pensamiento y la obra de un conjunto de individuos que se relacionan; y al lenguaje como una de las formas de uso del grupo social, además de ser éste una pauta simbólica que conduce a la interpretación cultural. Plantea, además, que la forma de comunicación de una civilización representa los modelos de su cultura; y como añadido, considera que los fenómenos deben ser estudiados, necesariamente, bajo un enfoque variado, que puede ser sociológico o psicológico.

Lo que intenta establecer es si la lingüística puede ser llamada ciencia, y en caso de ser así, en qué sentido. Aunque su valor (el de la lingüística) sea sustancial para la historia y la antropología, más se la considera como herramienta que propiamente como un estudio especializado. A pesar de esto, Sapir afirma que “el lenguaje es una guía para la «realidad social»”[1], por lo que se concluye que, ciertamente, estudiar el  lenguaje entra más en el ámbito social que físico o químico. Destaca la importancia de la lingüística para la comprensión correcta de la realidad de una cultura y una interpretación simbólica que aproxime a un verdadero estudio total de la sociedad y sus fenómenos. Como escribe: “…podríamos pensar en el lenguaje como la guía simbólica hacia la cultura.”[2].

Finalmente corrige a los distintos estudios que se apoyan en la lingüística, y considera que de todos quienes estudian el comportamiento humano el lingüista debe ser el más cambiante en el sentimiento, dadas las características de su materia. De esta forma, dice que la filosofía necesita una comprensión del lenguaje para no equivocarse en sus hábitos de expresión; la física y la fisiología son esenciales para la comprensión de la fonética y el desarrollo de los «órganos del discurso»[i]; y así también la psicología, entiende el lenguaje como una referencia a la evolución de la sociedad, y la sociología como parte de la comprensión de las correcciones de discurso. Por tanto, la lingüística es una ciencia adjunta que, evidentemente, pertenece al campo las ciencias sociales.


[1] SAPIR, EDWARD; EL ESTATUS DE LA LINÜÍSTICA COMO CIENCIA. EXTRACTO TOMADO DE: ANTROPOLOGÍA, LECTURAS; DE PAUL BOHANNAN Y MARK CLAZER. PÁG. 143.

[2] Ibíd. Pág. 144.


[i] Véase Sapir, El estatus de la lingüística como ciencia.

“El poder y otras vainas”

Así se llama el breve ensayo de ensayo de “ENSAYO DE ORQUESTA” de Fellini. Repito, “El poder y otras vainas”. Entonces, porque hay que eliminar las ambigüedades, ¡hay que desambiguar! Si no desambiguan, el lobo los comerá. Dejando a un lado la payasada. ¿Qué significa el término «vaina»? U. Eco en “Lector in fabula” habla de cotexto y contexto como manera de encontrar el significado de un lexema. Pero, ¿hay cotexto? Apenas, insuficiente. Por tanto, queda el contexto y para analizarlo hay que leer el ensayo:

El poder y esas vainas                                                            Andrés Bastidas

Las convenciones que crea el hombre son parte de su proceso [1] comunicativo. De la misma manera, parte de estas convenciones son las necesidades del ser humano. A través de la historia la evolución de los hombres les permitió despreocuparse de sus necesidades básicas y dedicarse a otras empresas, y con esto ampliar la profundidad de sus ambiciones. El poder, como capacidad de moldear conductas de otros individuos, se ha posicionado entre las ambiciones principales de la especie porque no sólo implica el control de un sujeto o de las masas, sino que ese control, que organiza a los seres humano, permite su evolución. [2].

Sigue leyendo

Un videoblog de ciencia

Buscando en Google (ver) videoblogs de ciencia me encontré con este primer resultado: VideoBlog de Ciencia. Lo he revisado un poco y parece ser que tiene elementos muy interesantes: difusión de contenido fundamentado, referencia a las fuentes, interactividad y multimedialidad. Sin embargo, las entradas más recientes parece que son todas de misiones espaciales, astronomía. Pero la ciencia no es únicamente NASA y CERN, los avances en distintos campos son inmensos y todos los días. Parece que el Internet no está siendo muy usado para la divulgación de los descubrimientos recientes en muchos campos, o que los diarios siguen siendo (aunque ahora estén disponibles en la red) el monopolio de la información científica, y las revistas especializadas el mundo encerrado de la comunidad científica.

A pesar de esto, el Video Blog de Ciencia no me he decepcionado totalmente, pues en la parte superior hay categorías en las que se hace referencia a otras disciplinas.

Me causa angustia la situación que les presento, porque en Twitter se da el mismo caso: puras referencias tecnológicas o de la NASA, allí hasta el CERN parece haber perdido prestigio. Entonces, sucede que la WEB está filtrando lo que más se ve y no lo más importante o reciente, y como aparecen en los primeros resultados esos recursos “más visitados” el usuario ingresa a esos lugares y se crea un círculo vicioso. Mientras tanto se pierde información sustancial en la red.

Pero no todo es pérdida. Ya es un gran avance que pueda cualquier ser humano con acceso al Internet enterarse de una misión a Venus, que está tan lejos que ni nuestra imaginación nos puede acercar a este planeta, pero sí un sencillo Video Blog.

Beautiful Mechanical

En las cumbres hay algo de místico, de matemático, de metafísico. Una esquiomaquia entre el viento y las perpetuos blancuras. Refleja ya el el sol el espejo sólido y pálido, que todas las mañanas se hace y deshace en movimiento helado y corrientes afiladas. Hay algo en el carácter del hombre de Cayambe que le hace mirar hacia arriba con respeto y hacia abajo humildemente, como imitando a sus rebaños. Hay algo de digno en imitar a la naturaleza, en ser Aristóteles. En la mímica de lo cotidiano se revela el oculto asombro del verdor imperante de la pradera; y las elevaciones como sueltas, al azar.

¿Google es…?

Según muchos le herramienta Google (para definición de herramienta ver Twitter) es el milagro del siglo XXI. Evaluar todos sus aspectos puede resultar muy positivo para determinar el verdadero alcance que posee. Indudablemente, el buscador ha desplazado a la competencia abrumadoramente, de tal forma que en la actualidad se puede afirmar que es el monopolio de los buscadores. Respecto al servicio de correo electrónico parece ser el más aceptado para profesionales, e incluso tiene una serie de opciones novedosas y un buen filtro de spam sobre todo. ¡Google! En Ecuador el “Gogle”, “Gugol”, y una serie de motes y malas pronunciaciones que es preferible no reproducir para buena salud de mis compatriotas. Nuestro Inglés es pésimo -hay excepciones- pero precisamente Google ayuda mucho con este “problemita”: el buscador está en español y de acuerdo a la ubicación geográfica configura ciertos parámetros, y también puede realizar traducciones instantáneas. ¡Google! ¡Oh Google! «¡Oh humanidad!» (Frase final de “Bartleby, el escribiente” de Herman Melville).

Un proyecto rescatable es Google Labs, aquí experimentan los buscadores de la quintaesencia, al estilo de Rabelais y los alquimistas y místicos de la Edad Media. De hecho, el buscador de Google es el catálogo adorado de la Edad Media, se ha convertido en una de esas Sumas que bien podría haberla escrito Santo Tomás. Borges estaría encantado, no únicamente con Google, sino con todo el Internet: el laberinto de los laberintos, el espejo, el demiurgo de un mundo que lo mira asombrado. Volviendo a Google Labs, hay que reconocer que es el lugar perfecto para el investigador: búsqueda especializada de tendencias y noticias recientes en formato de visualización semejante a una revista.

Humanidad, nos encontramos ante el monstruo que nos puede encerrar en la Mátrix, enajenando nuestra esencia.

Twitter

Analizemos Twitter.

Es una herramienta de «microblogging» o «microbloging» según se define. Pero aquellas líneas de diccionario podemos dejarlas por un rato y sacar nuestras propias conclusiones creando nuevas premisas. ¿Qué es «microblogging» o «microbloging»? Dejemos esta pregunta sin respuesta, sólo por un breve instante. Primero hagamos un pacto y sentemos la base del posterior argumento: Twitter es una herramienta. Aristóteles econtraría fácil demostrar lo afirmado, pero no somos EL FILÓSOFO. Actualmente, el concepto de «herramienta» está relacionado con la finalidad: algo debe servir para algo. Por tanto, si nuestro razonamiento pasa más allá de toda inspección, twitter para ser herramienta debe tener una finalidad. Ahora bien, tal propósito puede ser común o individual; por ejemplo, si para A es útil para insultar a B, para B puede ser útil para recopilar noticias sobre las profecías mayas, y así dependiendo de cada persona. Lo razonado nos lleva a concluir que una herramienta no puede tener una finalidad única, sino que puede tener funciones específicas -las dadas por sus creadores- y los usos distintos que cada quién determina. Twitter es una herramienta porque sirve para algo, porque tiene una finalidad y funciones específicas. Lo anterior se apoya en una serie de evidencias que no vienen al caso, pero que pueden encontrarse en el libro “Twitter… para quien no usa Twitter”. Retomemos la pregunta sobre  «microblogging»: es en términos muy generales, la publicación de una expresión con una limitación (de 140 caracteres en nuestro caso). ¿Qué impacto genera el límite en el colectivo? Nadie puede determinar con precisión cuáles son las consecuencias de esta herramienta, pero hay estadísticas y opiniones. Las primeras, los números que se encuentran organizados para expresar algo, pueden ser engañosas y, a la vez, muy expresivas sobre la realidad; ejemplos de las mismas son: hasta determinado año tal porcentaje de usuarios controlaban tal porcentaje de difusión de la información. Las opiniones son totalmente desconfiables, parciales, pero permiten que alguien externo abstraiga ciertos elementos sustanciales: proyecciones a futuro, objetivos, deseos. En todo caso, y para no extenderme más, Twitter no puede ser evaluado(a) de pasada, porque los fenómenos que ha generado son diversos y todavía están en desarrollo. Hubo una época en la que se pensó que iba a desaparecer, pero como todas las utopías no se concretó, tal es mi opinión.

La historia del tiempo

El tiempo en el siglo XXII será muy rápido, veloz como los nuevos procesadores, emulando los procesos industriales, imitando la degradación de la naturaleza. Pero, al contrario, el ser humano será más lento en sus procesos cognitivos pues, ¿para qué pensar si mi ordenador puede resolver problemas tan complejos en tan poco tiempo? La historia dirá en el siglo XXIII que los hombres del XXII estaban subordinados a la máquina, pero ésto únicamente si logra llegar la humanidad al 2200. Contarán en el futuro una leyenda sobre un libro perdido de un gran sabio de antaño, un tal San Agustín (quizá hasta le quiten lo de santo), y una tal “Ciudad de Dios”; se referirá que aquél fue el primero que quiso explicar el origen de eso que irá tan acelerado en esos días, cómo expresó que el tiempo no podía ser sino fruto de la creación del universo, pues era imposible que fuera anterior a éste. Y así surgirán miles de relatos y especulaciones. El testimonio puede que lo encuentren en una vasta red de servidores conectados entre sí, inventada antaño: primitiva e incipiente; perdido en la web puede que se encuentre alguna vez el presente artículo, casi irreal, ficticio, como quien cuenta lo que nunca ha pasado por los ojos de la Historia Universal.

Espero este texto sea interceptado primero por un ser humano, pues para la máquina sería la prueba de que no siempre dominó…